La Guía Repsol ha considerado que nuestro restaurante, El Caballero de Olmedo luzca un SOLETE para que se sepa que es un restaurante que merece la pena visitar y repetir.

Nos alegra ver que la lucha por ser un referente gastronómico va dando sus resultado es muy gratificante y nos ayuda a mejorar día a día.

Calidad, servicio, ambiente y gastronomía son los pilares de un buen restaurante y esta mención lo demuestra.

Este SOLETE no hubiera sido posible sin la profesionalidad del personal de cocina y sala, que con su labor, han logrado que un «humilde restaurante de pueblo» esté a la altura culinaria que este premio nos reconoce.

Agradecer a todos nuestros clientes y amig@s que sin ell@s esta mención no hubiera sido posible, así que gracias, miles de gracias por vuestra confianza. No dudéis en ningún momento que nos servirá para intentar hacerlo cada día mejor.

¡GRACIAS!